Como su nombre lo dice, es terapia en la que predomina la baja temperatura “crio-terapia”.

Y bueno ahora dirán, ¿y para qué sirve enfriar mi cuerpo?

Para los que hacen ejercicio de alta intensidad, habrán descubierto que terminando un ejercicio de unos 15 minutos, el cuerpo es un horno de alta temperatura, y seguramente los músculos sufrieron micro-fracturas (normal al hacer cualquier ejercicio), he aquí lo bueno de enfriarlo justo después de haber terminado.

Como sabemos el calor dilata y el frio contrae, esto quiere decir que todo lo que nuestro cuerpo se “lastimó” por así llamarlo, durante el ejercicio, ya no se hinchará y servirá para una mayor recuperación (una hora contra 24 que lleva normalmente), habrá menos dolor muscular al día siguiente, durante ese día nuestro cuerpo descansará de una mejor manera, aparte de que es un excelente reto mental y físico el aguantar el agua a bajas temperaturas.

Te reto a que pruebes la inmersión en agua fría terminando tu rutina, y nos cuentes como te fue esta experiencia; vía Facebook en Crossfit la guarida.