No existen niveles formales de acondicionamiento físico en CrossFit. Sólo se indica que cada practicante debe practicar los ejercicios según sus capacidades e ir aumentando la exigencia progresivamente.

Los gimnasios afiliados a CrossFit definen sus niveles según criterios propios. Algunos hablan del “Nivel Básico” y van subiendo hasta el “Nivel Mutante”.Otros hablan del nivel básico “Soccer Mom” (mamás de mediana edad) hasta el avanzado “Firebeathers” (tragafuegos.)

Otros definen los niveles en forma más precisa. CrossFit Seattle, por ejemplo, ha propuesto 4 niveles:

– Nivel 1: Principiante sano. Es el mínimo estándar de salud. Se alcanza entrenando de 3 a 12 meses. En este nivel, movimientos básicos como la flexión de la cadera y el uso activo de los hombros, son desarrollados, mientras que los problemas estructurales son resueltos.

– Nivel 2: Atleta intermedio. Todos los adultos sanos deberían aspirar a tener este nivel de acondicionamiento y percibir las destrezas que aquí se fomentan como normales. Los movimientos básicos son perfeccionados y se introducen habilidades avanzadas. Este nivel se alcanza con un entrenamiento de 6 meses a varios años luego de alcanzar el nivel 1. A partir de lo que se ganó en el nivel 1, se desarrollan significativos niveles de fuerza, resistencia y velocidad.

– Nivel 3: Atleta avanzado. Pocos cuentan con este nivel de acondicionamieto físico, aunque toda persona saludable podría alcanzarlo. Requiere de 3 a 5 años de preparación. Es el nivel que necesitan tener todos aquellos que dependen de su capacidad física, como los deportistas de competencia, militares y fuerzas del orden. Participar en deportes de alta competencia sin poseer las destrezas de este nivel significa arriesgarse a lesiones. Todos los requerimientos del deportes que practicas deben ser incluídos aquí.

– Nivel 4: Atleta de élite. Este nivel requiere una gran cuota de dedicación y una pasión por el acondicionamiento físico.